Sabotear el empleo y la educación

Escoger no trabajar está bien, pero si tu pareja te previene de ir al trabajo, te dice que no debes trabajar, o sabotea tus intentos de empezar a trabajar o continuar tu educación, es un síntoma del abuso financiero.