Back to top

El 99% de las víctimas de la violencia doméstica experimentan el abuso financiero.

¿Qué es el abuso financiero? ¿Qué es el abuso financiero?

Conoce las señales de advertencia de abuso

Una persona que está experimentando abuso doméstico tiende a temer compartir sus experiencias por miedo a las represalias de su abusador. Si sospechas que alguien que tú conoces podría estar experimentando abuso doméstico, empieza a observar estas indicaciones, y aprende cómo empezar una conversación.

Es posible que la persona:
  • Parezca miedosa o ansiosa en alegrar a su cónyuge
  • Es demasiado agradable con todo lo que dice y hace su cónyuge
  • Reportan frecuentemente sus actividades a su cónyuge
  • Reciben frecuentemente llamadas abusivas de su cónyuge
  • Mencionan el mal carácter, celos o posesividad de su cónyuge
Es posible que la persona:
  • Tenga acceso limitado a su dinero en efectivo o tarjetas de crédito
  • Tenga sus gastos monitoreados cuidadosamente
  • Se preocupe excesivamente de cómo responderá su cónyuge a sencillas compras diarias
Es posible que la persona:
  • Esté ausente en sus obligaciones laborales, escolares y sociales sin previo aviso o explicación
  • Use ropa extraña para esconder moretones o cicatrices, por ejemplo: ponerse manga larga o cuello de tortuga en verano y gafas en interiores
Es posible que la persona:
  • Tenga baja autoestima, aunque una vez la hayan tenido muy alta
  • Demuestre cambios drásticos en su personalidad, como una persona social que se vuelve aislada
  • Demuestre señales de depresión, ansiedad o tendencias suicidas

Cómo hablar con alguien que sufre abuso

Como amigo, miembro de la familia o compañero de trabajo de alguien en una relación abusiva, es fácil sentirse impotente. Pero puedes hacer tu parte iniciando una conversación, ofreciendo apoyo y sugiriendo formas de obtener ayuda. Aquí hay algunos consejos para comenzar la discusión.

Ofrece tu apoyo.

Hazles saber que esta es una conversación libre de juicios y que no están solos.

  • "Sé que esto es difícil de decir, pero puedes hablar conmigo sobre cualquier cosa".
  • "No estás solo. Me preocupo por ti, y estoy aquí para ti, pase lo que pase".
  • "No eres responsable de lo que está sucediendo".
  • "No importa lo que hayas hecho, no te mereces esto".

Expresa tu preocupación por su seguridad.

No tengas miedo de hacerles saber que estás preocupado. Es importante ayudarlos a reconocer el abuso al tiempo que reconocen la dificultad de su situación.

  • "Veo lo que está pasando y quiero ayudar".
  • "No mereces ser tratado de esa manera. Las buenas parejas no dicen ni hacen ese tipo de cosas".
  • "Estoy preocupado por tu seguridad y temo que te lastimes mucho la próxima vez".
  • "Por favor, si necesitas hablar, siempre puedes acudir a mí".

Evita la confrontación.

Si no están listos para hablar de eso, no lo fuerces. Reconoce el momento adecuado.

  • "Estoy aquí para ayudar y estoy siempre disponible, incluso si no quieres hablar de eso ahora".
  • "Recuerda, no estás solo; estoy aquí para ti cuando estés listo".

Déjalos tomar sus propias decisiones.

Cualquier juicio sobre su capacidad para tomar decisiones puede disuadirlos de confiar en ti en el futuro. El estímulo es la clave.

  • "Quiero ayudar. ¿Qué puedo hacer para apoyarte?"
  • "¿Cómo puedo ayudar a proteger tu seguridad?"

Maneras de obtener ayuda.

Ayúdalos a buscar recursos disponibles, como la Línea Nacional de Violencia Doméstica (800-799-SAFE) o una agencia local de violencia doméstica.

  • "Aquí está el número de nuestra agencia local de violencia doméstica. Pueden ayudar a proporcionando refugio, asesoramiento o grupos de apoyo".
  • "Desarrollemos un plan de seguridad".
  • "Si necesitas ir a la policía, a la corte o un abogado, puedo acompañarte para ofrecerte apoyo".

Aprende sobre dejar una relación abusiva.

No es tan simple como simplemente alejarse. Conoce las complejidades de dejar una relación abusiva y algunas formas en que puedes ayudar.

"Cuando abandones una relación abusiva, necesitas acceso inmediato a dinero o herramientas financieras… y si no tienes acceso a eso, resulta difícil irse".

Escucha historias de sobrevivientes.

Cuando la libertad parecía fuera de alcance, estos sobrevivientes continuaron, y sus experiencias profundas dieron lugar a historias poderosas.

Cinco mujeres de pie juntas con sus brazos levantados en el aire.

"Cuando el final del viaje es más que su dolor, motiva. Estoy motivada por los cambios en mi vida y para ayudar a otros".

— Gustalyn, sobrevivientes de violencia doméstica

Ver más historias de sobrevivientes

¿Necesitas ayuda de inmediato?

Purple Purse no ofrece ayuda directamente ni proporciona recursos financieros a las personas que experimentan violencia doméstica. Este sitio no es una línea de emergencias y no cuenta con un equipo de asistencia 24/7. Si estás en peligro, por favor llama al 911. Si necesitas asistencia de inmediato o ser referido a servicios cerca de ti, llama a una línea de emergencias local o a la (National Domestic Violence Hotline) al 1-800-799-7233 o por TTY al 1-800-787-3224.

State Map.

Encuentra tu coalición estatal:

La red nacional National Network to End Domestic Violence tiene coaliciones en cada estado para ofrecer recursos para alojo, educación financiera y apoyo local.

ECC Monitor: OK